Impulsa tu negocio ¡Pero hazlo bien! consigue vender por internet ⋆ CRMs para Grandes Empresas de Cualquier Tamaño

Impulsa tu negocio ¡Pero hazlo bien! consigue vender por internet

como vender por internet

A diferencia de lo que cree la mayoría, vender por Internet no es tan sencillo como parece. Sentimos desilusionaros… Sin embargo no es imposible, basta con un poco de raciocinio y con evitar una serie de errores que te llevarán al fracaso y a la frustración. Pero empecemos por el principio.

¿Por qué necesito vender online?

Si tienes una pequeña o mediana empresa con trayectoria dilatada, un negocio familiar próspero que ha resistido pasando de generación en generación y adaptándose a diferentes circunstancias, posiblemente sabes de sobra la respuesta a esta pregunta: una vez más, te toca adaptarte para sobrevivir. Las nuevas generaciones, los que van a ser tus nuevos clientes, te guste o no, compran por Internet, y debes adaptarte a sus hábitos de consumo si quieres subsistir. Por otra parte, cada día surgen nuevas empresas a golpe de click, que necesitan mucha menos infraestructura que tú, pues se bastan y se sobran con una página web para vender productos y servicios. Además, estos nuevos competidores invierten lo que no gastan en una tienda física en marketing digital, en llegar a los clientes por los que estáis peleando a través de los canales que los jóvenes prefieren: las redes sociales, Google, Youtube etc. ¿Te vas a quedar observando cómo los nuevos competidores se hacen con el sector por no querer modificar tus viejos hábitos? No ¿verdad?.

Transformación digital comercial

Tu tienda en el desierto

En el mundo offline ¿abrirías tu tienda, tu establecimiento o tu oficina en medio de un descampado, de una zona desértica, incomunicada y esperarías recibir un aluvión de clientes inmediatamente? Sin hacer nada, ni poner un anuncio en la radio, ni en la televisión local, ni una valla publicitaria a la entrada tu localidad, ni repartir panfletos informativos… nada. Podrías elegir este espacio para ubicar tu negocio, claro está, por un montón de motivos, como la necesidad de metros cuadrados para ubicar por ejemplo una gran nave de exposición, y/o por el precio del suelo, mucho más asumible económicamente en el extrarradio que en el centro de la ciudad ¿verdad? Bien, pero cuando tomamos una decisión así por motivos de este tipo, nos encargamos de compensarla con creces asegurándonos de que clientes consolidados y potenciales sepan a la perfección dónde se encuentra nuestro establecimiento, cómo llegar en coche, qué medios de transporte público pueden utilizar para encontrarnos y… ¿cómo lo hacemos? Pues como ya adelantábamos, nos comunicamos con ellos, hacemos todo lo posible para ubicar a nuestros clientes, para averiguar dónde pueden estar y darles nuestra dirección exacta, invitarles a que vengan a vernos. Si no hiciéramos esto ¿qué tendríamos? ¿de qué nos serviría una tienda en medio del desierto? ¿un comercio en un lugar sin tránsito, donde nadie pasa, nadie llega por sí solo? Nadie nos verá, nadie llegará a nuestra tienda no nos comprarán, no podremos con los gastos de mantenimiento de la nave, por mucho que sean más económicos que en otro lugar y tendremos que cerrar. Parece un ejemplo muy tonto pero es lo que ocurre con internet y a día de hoy muchísimos empresarios trasladan su negocio de productos o servicios a la red y se preguntan por qué fracasan, sin ser capaces de apreciar que han puesto su establecimiento en medio del desierto. Es exactamente esto lo que ha ocurrido. Invierten una cantidad en crear una web corporativa o un e-commerce, que vendría a ser la exposición de la que hablábamos antes. En muchas ocasiones las pymes hacen un esfuerzo, se dejan llevar por agencias de diseño y desarrollo web y hacen desembolsos relevantes -por supuesto nunca tan importantes como el que supondría montar un establecimiento- que acabarán generando mucha frustración. ¿Por qué? Porque estas magníficas webs se convierten en tiendas de porcelana en medio del desierto: no hay carreteras para llegar a ellas, por allí no pasa ni un alma. Y cuando el empresario pide explicaciones a la agencia de desarrollo web, estos se lavan las manos: su labor era poner en pie la tienda, no llevar a los clientes.

Deja de matar moscas a cañonazos

Lo que ocurre en el mundo físico, en el mundo offline, es que tenemos que buscar a nuestros potenciales clientes a tientas, tenemos que matar moscas a cañonazos. Por ejemplo, podemos optar por contratar a algunos relaciones públicas y ponerlos a pie de calle para que repartan unos flyers con nuestras ofertas y la dirección de nuestra tienda de … por ejemplo… muebles a medida. Nuestros promotores se encargarán de repartir publicidad a todos y cada uno de los transeúntes que se crucen en su camino y nosotros cruzaremos los dedos para que alguno de ellos se sienta atraído por nuestro producto y nuestros precios y decida venir a visitarnos. Partiendo de que la mayoría de los que reciban el panfleto lo tirarán sin mirarlo a la papelera, y considerando que otros muchos no se plantean hacer cambios de decoración en su vivienda y que una buena parte de los que quieren renovar alguna estancia serán compradores de mobiliario low cost… esta fórmula promocional no parece demasiado rentable. Por suerte, con Internet puedes dejar de tirar tu dinero de este modo y comenzar a impactar a las personas que realmente están interesados en tu producto gracias a la hipersegmentación: ahora tus anuncios pueden llegar a audiencias mucho más específicas, elegidas en función de criterios muy concretos, a fin de encontrar a las personas que sí están interesadas en lo que ofreces y por lo tanto dispuestas a estimar tu oferta y considerar hacer una compra en tu establecimiento. Si lo haces bien, pagarás por impactar a estos clientes potenciales y no a los demás, rentabilizando cada euro de inversión. Volviendo al ejemplo de la nave de exposición en la zona alejada y poco transitada… si pudieras elegir entre pagar 1000 euros al mes por una valla publicitaria que puedan ver todos los vecinos del pueblo más cercano a tu negocio y 1000 euros al mes por un hipotético anuncio de televisión que solo se mostrara a espectadores interesados en comprar tu producto… ¿en qué fórmula publicitaria invertirías? Pues si bien este último método de publicidad off nos lo acabamos de inventar, en Internet es posible hacer cosas similares. Por ejemplo, gracias a Google podemos colocar nuestros anuncios en búsquedas estratégicas que creemos que pueden realizar nuestros potenciales clientes para buscar los productos y servicios que nosotros ofrecemos. Volviendo al ejemplo de los muebles artesanales ¿qué pondríais en la caja vacía de Google si quisierais decorar vuestro hogar con piezas algo más exclusivas? ¿Y si vivís en Madrid? Pues lo más seguro es que busquéis en el buscador de buscadores algo parecido a esto: “Comprar muebles artesanos en Madrid” ¿No creéis que al vendedor de estos muebles le ayudará a vender más colocar un anuncio de su tienda lo más visible posible en esta página de resultados?

uso del buscador para vender por internet

¿Tendrías tu escaparate vacío?

No te imagino entrando a una tienda con el escaparate vacío, o sucio y descuidado.Por este mismo motivo, es posible que, si has hecho bien el paso anterior los clientes potenciales lleguen a tu tienda virtual o a la web de tu negocio, pero nunca llenarán un carrito ni completarán un formulario para solicitar un presupuesto si tu página es un desastre. Tu escaparate puede ser, por ejemplo, tu blog: no venderás por internet si decidiste crear un blog, comenzaste con mucho ánimo e ilusión, comenzaste escribiendo dos post a la semana pero la última actualización que encuentra quien te visita data de noviembre de 2015. Tu potencial cliente saldrá corriendo, no sólo no comprará esta vez sino que no lo hará nunca, y no te recomendará jamás. Lo mismo ocurre con las redes sociales. La mayoría de las pymes españolas dieron el salto al social media cargadas de entusiasmo pero sin tener muy clara su estrategia, pensando quizás que su mera presencia por medio de un perfil corporativo redundaría en un incremento casi instantáneo de las ventas, casi por arte de magia. Al ver que esto no ocurría y que no sabían como sacarles rendimiento, que a la hora de la verdad no vendían más a través de Internet, las fueron abandonando. Hoy en día la presencia de muchas de nuestras pequeñas y medianas empresas en redes sociales se reduce a un montón de perfiles inactivos, desactualizados, que no cumplen función alguna. Otro escaparate vacío, que no sólo está desaprovechado sino que actúa de repelente de clientes. Si quieres saber más sobre cómo iniciarte en la venta social para vender por internet, haz clic aquí.

 

Vale ¿y por qué te van a comprar a ti?

Hazte esta pregunta una y otra vez si quieres vender por internet. ¿Por qué? Volvemos al principio de este post.

digital selling para pymes

En Internet la competencia de multiplica, montar una web es sencillo y barato, y a no ser que lo que tú ofreces sea extraordinariamente original y exclusivo, en cuyo caso te felicito… te vas a tener que diferenciar de algún modo. Estudia a tu competencia y si lo que ofreces lo vendes más caro, en caso de ser un producto, tus gastos de envío son más altos, tardará más en recibirlo en su domicilio, no tienes servicio de atención al cliente o no es bueno, no hay variedad de productos, ni opiniones validadas de otros compradores… ¿por qué te van a comprar a ti? Puede que hayas aparecido en el lugar adecuado, en el momento apropiado y que eso haya llevado a un comprador a tu puerta, que éste haya encontrado el producto que andaba buscando en tu tienda y que se haya decidido a efectuar la compra sin comparar en un acto de impulsividad si se trata de un importe pequeño. Puede que te ocurra alguna vez, que tengas algo de suerte. Pero tu negocio no prosperará así porque no fidelizarás, no conseguirás clientes recurrentes ni te recomendarán.

Web segura, compra segura

Los usuarios cada vez confían más en hacer compras por Internet, frente al temor generalizado de hace solo unos años a introducir los datos de nuestra tarjeta de crédito en una página web. No obstante, que se hayan normalizado las compras online no quiere decir en absoluto que el fraude digital haya desaparecido, por lo que garantizar que los datos que nos proporcionan los usuarios de nuestra web, máxime si se trata de datos bancarios para efectuar una compra en nuestro e-commerce- están protegidos es absolutamente necesario. Esto se consigue con el llamado certificado SSL, que garantiza a nuestro visitante que el sitio web en el que navegan es real, confiable y seguro y que por lo tanto puede estar tranquilo al dejar sus datos de carácter personal, incluido el número de tarjeta de crédito para efectuar una compra. Estos datos viajarán de la web al servidor de forma totalmente encriptada por lo que nadie podrá interceptarlos. A continuación os dejamos un vídeo tutorial en el que el equipo de suespacio.net explican de forma muy amena y didáctica el funcionamiento de los certificados SSL y su importancia para los negocios que quieren empezar a vender por internet de forma segura: Sí no visualizas el vídeo haz clic aquí.

Facilita el pago, hazlo cómodo: al gusto del consumidos

Vale, ya hemos visto que, si tienes una tienda virtual, no solo una web que te permita dar a conocer tu negocio físico sino una plataforma donde el cliente puedes vender por internet, donde el cliente puede efectuar la compra a golpe de click, que se sienta seguro es fundamental. Pero vayamos un poco más allá: a todos nos gusta sentirnos cómodos y hacer las cosas a nuestra manera. No nos gusta que nos fuercen a pagar de un modo específico porque al vendedor le de la gana. Puedo tener tarjeta de crédito, pero también puede que no la tenga; también puede que no la tenga dada de alta para comprar por internet, también puede que no me sienta seguro metiendo el número de mi tarjeta de crédito a un desconocido, o metiéndolo en la red y dejándolo que se disipe, como veíamos en el apartado anterior. Tú, como empresario, has confiado en Internet para vender, para darle un empujón a tu negocio así que aprovecha sus posibilidades, que son muchas, no pongas barreras y consigue que se queden contigo poniéndoselo fácil. ¿Qué métodos de pago pone a tu disposición internet? Pues además de las tarjetas, las transferencias, el contra rembolso o incluso el pago a través del móvil ¿cuál crees que es el más popular en España? Según el Estudio eCommerce 2015 elaborado por IAB Spain, Paypal es el método predilecto de los españoles a la hora de comprar por Internet gracias a la privacidad que proporciona, así que… ¡no te olvides de ofrecerlo en tu e-commerce como método de pago!

 

Déjate acompañar en tu transformación digital comercial

Al igual que no intentarías construir una nave para vender muebles, gestionar el almacén, los transportes, el marketing, atender la tienda, llevar la contabilidad etc. tú solo, sin absolutamente nada de ayuda, para tener éxito en internet te recomendamos que busques ayuda. Eres experto en tu negocio, por eso has sobrevivido a lo largo de los años, tienes empleados y pagas sus sueldos, das de comer a tu familia y mantienes tu pyme a flote. ¿Te parece poco? En TicTop Sales ayudamos a empresas como la tuya a que la transformación digital comercial sea todo un éxito, ya que es un proceso complejo que puede llegar a ser algo traumático y que por desgracia está dejando a negocios tradicionales por el camino. Tú eres el especialista en tu sector y nosotros los especialistas en venta digital, queremos caminar a tu lado y generar sinergias para ayudarte a vender por Internet y a que tu negocio siga teniendo éxito, siga su próspero camino mucho tiempo más.

´
English Français Português Español

Nos obligan a molestarte con la obviedad de que este sitio usa cookies... más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar